miércoles, 27 de abril de 2016

Gemas y Minerales: Meteoritos de Campo del Cielo




   Hará unos 4000 años, cuando en una región de Argentina ubicada en el Chaco Astral, hubo una lluvia de meteoritos metálicos resultantes de la explosión en la atmósfera de un gran asteroide de aproximadamente 800 toneladas procedente del cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter. El nombre de Campo del Cielo fue otorgado a dicha zona por antiguos aborígenes que fueron testigos de tal evento, quienes consideraron el territorio como sagrado.

  Campo del Cielo se refiere a la lluvia de meteoritos en si, cada fragmento importante desprendido de la explosión ha recibido un nombre. El Chaco de 37 toneladas (descubierto en 1969) es el segundo más pesado que se ha encontrado.
  
  En las primeras exploraciones cuando los españoles llegaron y vieron a las antiguas etnias chaqueñas con puntas de flechas confeccionadas con hierro creyeron que habría una mina de hierro y otros metales en la zona. Siguieron las exploraciones en busca de dicha mina hasta 1800 cuando el primer gobierno de la actual Argentina empezó a enviar expediciones militares encontrando fragmentos como el Mesón de Fierro de aproximadamente 15-20 toneladas (aunque luego se perdió su rastro), Las Víboras, El Taco... Se sabe que obtuvieron bastante hierro como para fabricar fusiles y otras armas. Fue a finales del Siglo XIX cuando se dedujo el origen sideral de dichas rocas.

Composición: Meteoritos metálicos clasificados estructuralmente como octaedrita del grupo IAB. Se componen de hierro (92,9 %) / níquel (6,67 %) / cobalto (0,43 %) / fósforo (0,25 %) y otros elementos como el galio, germanio e iridio.


El Chaco

Santiagueño

Las Víboras

No hay comentarios:

Publicar un comentario