viernes, 25 de julio de 2014

Como comprar gemas en el extranjero, ¡cuidado!

   A muchas personas en sus viajes al extranjero les han vendido o ofrecido una gema por un valor que poco tiene que ver con el precio o la calidad real. Inocentemente siempre creemos que el vendedor de calle es un iluso dispuesto a regalarnos un tesoro por cuatro euros para ganarse el pan de cada día... Pero esto rara vez es así, por no decir casi nunca. La mayoría de estos vendedores saben lo que tienen en sus manos, y casi siempre tienen un conocimiento al menos superior al comprador. La mayor parte de las veces que compremos una gema en la calle en el extranjero nos van a vender una síntesis, una imitación o una gema de composición distinta pero con apariencia "parecida" a la que nos gustaría comprar.

   A continuación citamos diversos lugares donde debemos tener precaución:

Afganistán: Hemos recibido muchas visitas de soldados que han servido en Afganistán y que han vuelto creyendo haber comprado un gran rubí o un diamante negro muy valioso o cualquier otra piedra de color. La gran mayoría de los rubíes que se venden en este país se tratan de rubíes de baja calidad que han sido rellenados con vidrio de plomo y resinas epoxy para mejorar su apariencia. Con el paso del tiempo, la degradación del color del rubí o la visita a un gemólogo, se darán cuenta de que les han estafado. Con los diamantes negros no ocurre tal estafa, pero suelen estar lógicamente a un precio superior al que valen realmente. También hay que tener cuidado por que se están vendiendo moissanitas negras. Se venden muchos zafiros estrellas difusión como naturales y rubíes que en realidad son granates.

Asia: En países como India, Camboya, Tailandia, Vietnam... Venden muchas sintésis, como rubíes o zafiros Verneuil fracturados en su interior para hacerlos parecer naturales, también retallan los sintéticos con el mismo objetivo. El jade es otro mineral bastante proclive al engaño, pues hay muchas esculturas realizadas en serpentina o en aventurina que se venden como jade, además al existir en muchos colores hay un abanico más amplio de imitaciones.

Brasil: En uno de los países con más variedad de gemas que podamos encontrar, la estafa suele basarse en vendernos como topacio amarillo un citrino y nos intentarán colar topacios azules como aguamarinas. 

Egipto: El engaño más usual es vender al turista corindón sintético imitación de alejandrita como alejandritas naturales, igualmente se vuelven a retallar las sintésis para darles aspecto de natural. Muchas veces se venden imitaciones de alejandrita con un gran tamaño cuando en realidad encontrarlas en natural es muy complicado y son costosísimas. Los egipcios saben que el turista  desconoce que el nombre de la alejandrita viene de Alejandro II el Zhar ruso por su procedencia de los montes Urales, y no de Alejandría en Egipto. 

   En cualquier lugar del mundo usted puede encontrarse con una sintésis o una imitación, a continuación exponemos minerales y gemas propensos a la imitación:

  • Jadeíta y néfrita. Imitados por serpentina, aventurina, zoisita, talco y vidrios. 
  • Turquesas. Imitadas desde tiempos remotos. Hoy en día lo más usual es el polvo de turquesa reconstituido. Por supuesto, la howlita teñida tampoco podía faltar.
  • Rubíes y zafiros. Ya no es solo el rubí al que se le rellena con vidrio de plomo sino también al zafiro. Piezas de un tamaño considerable que antes de ser tratados o rellenados por su mal color y transparencia tenían un valor muy bajo. 
  • Ópalos. Son muy comunes las sintésis e imitaciones de ópalos, algunas se identifican fácilmente pero en ocasiones el gemólogo va a tener que utilizar una lupa o un microscopio para establecer un dictamen.
  • Diamantes. En cualquier lugar del mundo la estafa más común es la sustitución de diamantes o brillantes por otras piedras. Desde un cuarzo, una zirconita, una espinela sintética, un zafiro sintético, un rutilo sintético, un YAG, un GGG, un titanato de estroncio, y por supuesto la moissanita, que es la más frecuente porque los detectores básicos de diamantes la detectan como diamante.
  • Cuarzos hidrotermales. Desde el año 1950 se sintetiza cuarzo hidrotermal, siendo la producción cada vez más sofisticada. Los cuarzos sintéticos hidrotermales suelen estar totalmente limpios y a veces tienen inclusiones bifásicas alargadas. Son bastantes complicados de diferenciar de los naturales, aunque los sintéticos presentan una zona de crecimiento y de color con manchas de diferentes tonalidades.

Imitación de ópalos.

Rubíes y zafiros Verneuil craqueados y retallados.





Amatista hidrotermal.

Citrino hidrotermal.

Cuarzos hidrotermales.


Corindón sintético Verneuil imitación alejandrita.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario