martes, 20 de mayo de 2014

Gemas y Minerales: Ámbar

   Es una resina fósil formada por la secreción de plantas de tronco alto pertenecientes a especies hoy extinguidas, que se caracterizaban por producir esta resina en gran cantidad. Una resina (al igual que las actuales) indisoluble en el agua y no solamente procedente de coníferas sino de también plantas con flores que crecen en bosques de áreas tropicales y subtropicales.

   La bioquímica norteamericana J.H. Langenheim se pregunta como es que hay tanta cantidad de ámbar en los yacimientos. Así estudia la biología de los árboles productores de ámbar, estudiando el presente para conocer el pasado. Estas "paleoresinas" serían un complejo de compuestos terpenoides constituidos por una parte volátil y por un componente (normalmente diterpenoide) no volátil. 

   En los bosques actuales donde crecen dichas plantas se atribuyen dos factores a las causas de la segregación de resina:

  • Segregación para defenderse de insectos, hongos y para prevenir la desecación del tronco y protegerlo de los rayos ultravioletas. La resina puede emerger envolviendo cuerpos extraños depositados sobre la corteza del árbol, o permanecer en el interior acumulándose en cavidades del tronco.

  • Segregación para atraer depredadores de insectos fitófagos y fecundadores. Este tipo de resina la producen las hojas de la misma planta y posee una pequeña cantidad de componentes volátiles que dan muchas fluidez a la resina. Esta pequeña síntesis ayuda a comprender lo difícil que es caracterizar una variedad de ámbar, ya que en un mismo ambiente, la composición química de partida es muy diferente. 

   Tras depositarse, las resinas evaporan una parte de los componentes volátiles y, tras varias reacciones químicas algunas moléculas se unen para formar diversos monómeros. Comienza a endurecerse la resina formando el producto semifósil llamado copal. El proceso químico se cierra con la polimerización, o sea con la formación de polímeros. En este aspecto, el ámbar representa el estadio siguiente, o bien la conclusión del proceso de fosilización o más propiamente, del proceso de polimerización del copal.

   G.O. Poinar define al copal como un "depósito reciente" de resina que no es moldeable con las manos y que funde a 150º. Además, cuantifica en tres y cuatro millones de años el tiempo necesario para completar el proceso de polimerización. Así no existe ámbar más joven de los cinco millones de años.

   La International Mineragolical Association no clasifica el ámbar entre las especies minerales. Sin embargo, la Mineralogische Tanellen incluye el ámbar entre las especies minerales y la ubica en la clase IX, entre las sustancias orgánicas. Las discordancias taxonómicas prueban las dificultades que se encuentran cuando se intenta caracterizar a esta gema. 

   Es una sustancia amorfa, en otras palabras, carente de retículo cristalino. Inerte a los rayos X. Generalmente su composición química está constituida por 74-79 % de carbono, 10-11 % de hidrógeno, 10,5-16 % de oxígeno y de trazas de azufre. A veces puede contener también una ligera cantidad de ácido sulfídrico. El peso específico  varía entre 1,040-1,080 y la dureza entre 2,5-3,5 en la escala de Mohs. Posee una fractura concoidea y carece de exfoliación al ser una sustancia amorfa. De naturaleza isótropa presentando birrefrigencia anómala al polariscopio y una refracción de 1,540. Si lo tocamos con una punta incandescente emitirá humo con un olor resinoso-acre.

   Muchas sustancias tanto naturales como artificiales pueden imitar el ámbar. Mientras es relativamente fácil diferenciar el ámbar y el vidrio, las diversas imitaciones químicas necesitan frecuentemente experiencia y aparatos para diagnosticar si lo que tenemos en nuestras manos es una resina fósil formada hace millones de años.


  • Copal. Resina subfósil, etapa intermedia entre la resina viscosa y el ámbar. Material natural segregado por varios árboles pero que, debido a su coste muy inferior, se vende a veces como ámbar. Si contiene insectos, estos forman parte de la fauna actual, no fósil. No tiene propiedades electrostáticas, se disuelve en alcohol. Su edad oscila entre 40 y varios miles de años. Utilizado en la industrias de las lacas, no en joyería puesto que no se puede pulir con efecto duradero. Muy sensible al ataque de los disolventes. Procede de Nueva Zelanda, Kenia, Tanzania, Madagascar y Colombia.
  • Ámbar prensado. Fabricado bajo una presión de 8.200 atmósferas ya desde hace más de cien años, aprovechando las piezas pequeñas y los residuos del ámbar natural. Conserva muchas de las características del ámbar natural, menos las estéticas. Un análisis microscopio nos permite visualizar los puntos de contactos de los fragmentos prensados, así como la forma oval de las minúsculas burbujas del aire aprisionadas casi siempre dentro (en el ámbar natural son redondas). Procede de Alemania, Polonia y Rusia.
  • Ambroid. Resina sintética fundida, con pequeñas pedazos de ámbar natural. Frecuente en forma de huevos, bolas, pirámides y pulseras. Fácil de reconocer con un método agresivo como es introducir una aguja al rojo vivo en la pieza, desprendiendo esta un olor que poco tiene que ver con el del ámbar. Procede de Gdansk, Polonia.
  • Bernit. Fabricado exclusivamente de resinas sintéticas, inyectado en moldes de diversas formas. Se caracteriza por un brillo atractivo, así como por sus inclusiones muy parecidas a las encontradas en el ámbar. Difícil de distinguir.

    Dureza: 2,5-3,5.
    Peso específico:
    1,040-1.080.
    Índice de refracción:
    1,540.



       A continuación exponemos diversas imágenes de ámbar natural del Báltico con insectos en su interior.











     

















jueves, 15 de mayo de 2014

Joyería Occidental del Siglo XX: Segunda Parte

Joyería Eduardiana y Belle Époque

   La influencia del Siglo XIX todavía perdura y en los primeros años del Siglo XX no se producen grandes cambios hasta el comienzo de la I Guerra Mundial en 1914. Tras el asesinato del archiduque Fernando, heredero del Imperio austrohúngaro, estalla la guerra donde intervienen muchos países denominándose la Gran Guerra.

   En la Gran Guerra los hombres fueron reclutados para las fuerzas armadas y las mujeres tenían que trabajar en el campo y las fábricas. Fue una guerra de trincheras y donde los gobiernos ocultaban a los ciudadanos las grandes bajas que se producían en el frente. En 1917, un año antes del fin de la Gran Guerra, estalla la revolución rusa con las reivindicaciones obreras al Zar Nicolás II.

   V. Lennin, un jefe del partido bolchevique encabezó la revolución que derrocó al Zar apartando a Rusia de la I Guerra Mundial e instalando en Rusia el primer régimen comunista de la historia.

   Durante estos años se elabora muy poca joyería. Los metales preciosos escaseaban pues eran donados al estado para financiar la guerra o eran vendidos por sus propietarios para sobrevivir a la escasez y necesidad del momento. 

   La joyería Eduardiana o Guirnalda se desarrolla paralela al Art Nouveau y refleja la elegancia. Es una joyería ligera y discreta que se puede usar con todo y realizada por muy buenos artesanos. Fue influenciada por el estilo de Luis XVI, ciertos recuerdos del rococó y todo esto siempre pasando por la ligereza.

   Los maestros indiscutibles fueron: En Francia, Louis Cartier como estilo guirnalda. En Rusia, Peter Carl Faberge.

  • Louis Cartier. Casa joyera conocida en todo el mundo y fundada en París en 1847 por Louis Francois Cartier. A partir de 1872 se le unió su hijo Alfred. En 1898 la joyería Cartier se instala en la calle 13 Rue de la Paix en París. Más tarde abriría una nueva en Londres y otra en Nueva York. Primero comenzó diseñando joyas estilo Siglo XVIII. Cartier dominó el estilo Eduardiano y después el Art Deco. En la actualidad posee filiales en todo el mundo. 
  • P.C. Faberge. Célebre joyero de la corte Imperial rusa y creador en la joyería de los "complementos de fantasía". 

Materiales

   Como metal dominante el platino que es resistente, rígido, no se oxida y se pueden elaborar calados muy ligeros. Su solidez y rigidez hacia posible usar la mínima cantidad de metal para la elaboración de las joyas logrando obtener piezas muy ligeras. Hay que considerar al platino como un material esencial para el nacimiento de este estilo. Fue usado en el Siglo XIX pero muy ocasionalmente. 

Gemas

   El diamante es la gema por excelencia. Se desarrollan nuevas tallas con formas de navette, triángulos, etc...

   Las perlas que junto a los diamantes son la combinación preferida. Los Sautouis, collares muy largos y las perlas semilla todas naturales, pues no entrarían las perlas cultivadas en el mercado hasta 1920 aproximadamente. 

   En las gemas de color predominan los colores suaves como la amatista, peridotos, aguamarina, ópalos blancos y negros de Australia, ópalos de fuego mexicanos, turquesas, zafiros de Montana Azul, granates diamantoides de los Urales, turmalinas, piedras de luna, ónyx y con frecuencia combinadas de perlas muy pequeñas y diamantes. Por primera vez se empieza a utilizar rubíes, zafiros y esmeraldas calibradas y con tallas nuevas. La talla briolette ayudó a dar movimiento a los diseños. La talla cabujón comienza a trabajarse en piedras de mayor calidad.

   A partir de 1910 triunfa el dicroísmo blanco y negro, con mucha utilización del diamante y ónyx, sobre todo para manifestar luto. 



Motivos, temas e influencias.



  Motivos como la guirnalda de flores y hojas con lazos sinuosos, corazones a veces entrelazados montados sobre lazos o coronas y diseños inspirados en encajes o bordados calados.



  A partir de 1910 se introduce una influencia oriental motivada por el impacto del ballet ruso Diaghilev con sus diseños de gran colorido. Egipto es también motivo de inspiración por los descubrimientos arqueológicos en Tebas y Lahun, aunque la verdadera explosión se produjo años más tarde con el descubrimiento de la tumba de Tutankhamon. 



  Fuertes e inusuales contrastes del color condicionan el gusto por el blanco y negro. Es un preanuncio de lo que será el Art Deco.



  En la joyería menor para ropa informal o atuendos deportivos se usaban una serie de temas relacionados con el deporte, el mundo de la velocidad con los coches, aeroplanos, bicicletas, herraduras, fustas, gorras de hockey. En Inglaterra son frecuente los motivos marineros como anclas, timones, barcos.
Se representan animales como galgos, insectos, abejorros y se mantienen ciertos motivos del Art Nouveau. Este tipo de joyería menor se elabora en oro amarillo.


Tipología.
 

Broches. Broches, alfileres de corpiño solo durante los primeros años (stomaquer). Se mantienen de un gran tamaño durante los primeros años, mayormente cosidos al traje con los típicos motivos del estilo guirnalda aunque a partir de 1910 desaparecen definitivamente los alfileres de corpiño. Broches de pequeño tamaño con motivos florales que mantienen la tendencia del final del Siglo XIX entre 1885–1910. La flor más representada es el pensamiento. Broches en barra con motivos muy diversos guirnaldas, herraduras, animales, galgos, etc. Broches en lazos preferiblemente de terciopelo, platino y diamantes cosido al traje.

Pendientes. Desde 1915 hasta 1920 predomina el estilo Eduardiano o Guirnalda en platino y diamantes y más tarde desembocara en el Art Deco.



Collares. El más característico hasta 1910 es el collar de perro o choker, que pone de moda la reina Alejandra y es el más típico del Eduardiano de los primeros años, en parte derivado de la moda del Siglo XVIII y también por el interés de la reina Alejandra por cubrirse una cicatriz que llevaba en el cuello. Sautouis, están formados por sartas de perlas muy largas y se solían poner con el collar de perro. Cuando son de perlas semillas aparecen con una cinta tejida para enlazar entre sí las perlas. Riviere, son una hilera de piedras uniformes o graduadas casi siempre con diamantes o con piedras de color. Es un collar que simboliza un estatus social alto, de ostentación y que no tiene interés artístico solo económico. Neegligee (descuido), donde suelen utilizarse perlas de colores y de diferentes formas. Lavalliere, es simplemente una cadena con piedra. Collares con placa colgante de platino estilo guirnalda con calados y diamantes.

Anillos. En forma de corazón o doble corazón entrelazado, sobre montado por corona o lazo. Tipo lanzadera, de pequeños tamaños a grandes que pueden llegar a coger toda la falange. Cuajados de tipo tradicional, preferentemente en diamantes, a veces en piedras de color en el centro orlada con diamantes. Son frecuentes las sortijas de diseños calados, también simples con formas geométricas, rómbicas y calados. El “Tú y Yo” característico del momento con tendencia victoriana. Tipo solitario de una sola piedra. Alianzas y medias alianzas. Sortijas ligeramente abombadas engastadas a la rusa.  

Brazaletes y pulseras. El brazalete es más ancho y la pulsera más fina. Se llevan varios a la vez, dos o cuatro frecuentemente y suelen ser bastante ligeros. Las pulseras rígidas tipo esclavas en platino son de alta joyería y las de oro amarillo para diario. Los motivos centrales iguales a los broches. Brazaletes con motivos de serpientes, a veces articulados y a veces rígidos, los mantiene en boga la princesa Alejandra. Pulseras de eslabones casi siempre muy planos y colgantes pequeños. Son típicas en platino. Los relojes de pulsera se ponen de moda por Cartier con la pulsera de tejido de perlas. Suelen ser con cajas pequeñas cuadradas, rectangulares, octogonales y bordeadas de diamantes. A finales de 1880 Cartier lo introduce pero no se generaliza. Brazaletes flexibles articulados con motivos calados en diamantes. Los diseños iban siendo más geométricos a medida que avanza el periodo y desembocan en la pura geometría de los años 20. Suelen ser con diamantes y pequeños rubíes. Pulsera muy fina con motivo central sobrepuesto calado y ligero, que podían ser iniciales, trébol, temas deportivos, etc. Se mantiene los modelos iniciados en el Siglo XIX.



La Reina Alexandra

Anillo encontrado en el Titanic



 




Anillo encontrado en el Titanic